Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación. Porque tu consciencia es lo que eres, y tu reputación es lo que los otros piensan de ti, y eso es problema de ellos.

— Albert Einstein (via micro-cibermitanios)